El mapa de empatía se ha convertido en la guía de cientos de estrategias de marketing que buscan personalizar al máximo cada una de sus acciones para obtener la máxima rentabilidad.

Ya sabemos que las exigencias del consumidor actual son muy variables y que cada vez son más específicas. Por esta razón, herramientas como el mapa de empatía han logrado calar a fondo en el sector.

Conocer los miedos, expectativas y tener proyecciones de cómo actúa nuestro buyer persona es increíblemente relevante para cualquier negocio. Esto es justamente lo que nos permite hacer este método.

A continuación, nos enfocaremos en explicarte cómo funciona a profundidad, qué beneficios ofrece y cómo puedes crear uno que responda a las particularidades de tu proyecto ¡Quédate y descúbrelo!

¿Qué es un mapa de empatía?

Entender a nuestro público objetivo, sus deseos, expectativas y necesidades puede ayudarnos más de lo que podríamos pensar.

Las Agencias Seos a día de hoy utilizamos diferentes herramientas para conseguirlo, pocas garantizan tan buenos resultados como el mapa de empatía.

Su función elemental es describir al cliente ideal de nuestro negocio y, para ello, se divide en 6 secciones en las que se añaden preguntas muy concretas y que te detallaremos más adelante.

Éstas nos permiten conocer las necesidades del consumidor y, de esta forma, ponernos en su lugar para conseguir datos de vital importancia para nuestra estrategia de marketing.

¿Para que sirve el mapa de empatía?

Al realizar un mapa de empatía tendremos una visión completa de las necesidades del cliente, además de que condensaremos sus datos en un gráfico y podremos entender sus deseos con mayor precisión.

Ahora bien, un mapa de empatía cumple con estos 3 objetivos principales:

  • Esquematizar de forma clara y práctica, los deseos y necesidades de tu buyer persona para, posteriormente, analizarlos sin mayores complicaciones.
  • Permitirnos entender mucho mejor al público objetivo, desde una perspectiva detallada, directa y enfocada en sus verdaderos deseos y problemas.
  • Ser una herramienta estratégica durante la etapa de análisis de la audiencia para lograr una mayor rentabilidad en sus esfuerzos de marketing.

mapa de empatía del cliente

Razones para hacer tu mapa de empatía

El mapa de empatía de una empresa es el aliado por excelencia para conocer las motivaciones de los clientes, además de que nos ayuda a explorar diferentes ideas antes de tomar una decisión.

Al mismo tiempo, esta herramienta ha conseguido destacar por la posibilidad de crear hipótesis sobre lo que ven, hacen y necesitan nuestros consumidores.

A través de todo esto, el buyer persona va tomando forma, logrando representar a tus clientes como personas concretas.

A su vez, este método nos permite ejecutar otras acciones de gran importancia como:

  • Es perfecto para categorizar y dar sentido a la investigación cualitativa: A través de las notas de investigación, transcripciones de entrevistas a tus potenciales clientes, respuestas a encuestas, etc.
  • Crear personas concretas: Gracias a la posibilidad de alinear y agrupar mapas de empatía que permitan abarcar usuarios individuales.
  • Conocer todo el panorama de posibilidades: Resulta esencial para identificar los tipos de investigación que se requieren para abordar las oportunidades. Si tenemos un mapa de empatía escaso, quiere decir que debemos investigar más.
  • Permite ilustrar actitudes y comportamientos de los usuarios: Nos facilita este proceso de forma rápida y digerible.

¿Cómo Hacer tu Propio Mapa de Empatía?

Ahora que ya conoces para qué exactamente te servirá crear un mapa de empatía, es momento de saber cómo construirlo desde 0.

A continuación, te dejamos un paso a paso para facilitarte la tarea. Además, descubrirás también cómo esbozar los perfiles del comprador.

1. Establece tu buyer persona

Lo primordial será comprender quién es tu cliente. Para ello, ocúpate de analizar la información que has recopilado sobre él, al mismo tiempo que calculas ciertos datos demográficos y psicográficos que se relacionen con tu base de clientes.

El objetivo clave de todo esto es conocer al máximo detalle a tu público objetivo, explorar sus sueños, inquietudes y emociones para lograr predecir cómo experimentará y/o recibirá tu marca.

2. Analiza tu cliente estratégicamente

El mapa de empatía funciona a partir de 6 elementos que nos permiten crear una bosquejo bastante útil acerca de cómo es nuestro cliente desde múltiples perspectivas.

Dichos elementos son, en esencia, preguntas que te permitirán a ti y a tu equipo pensar en el cliente de la forma más acertada.

Todas deberás responderlas considerando el sentido general de la vida de tu potencial consumidor, sin ahondar en su experiencia con tus servicios o productos:

  • ¿Qué siente y piensa?

En esta fase deberás pensar con detenimiento en cuáles son sus sueños, inquietudes, emociones y creencias. También es conveniente averiguar qué les hace sentirse tristes, felices, asustados, enojados o entusiasmados.

  • ¿Qué escucha?

En este punto no solo se trata de música o conversaciones, sino que además aborda todo lo relacionado con las influencias de distintas fuentes (medios de comunicación, por ejemplo).

Para este caso puedes hacerte preguntas del tipo: ¿Cuáles son las personas e ideas que le influencian?, ¿Quiénes son sus ídolos, ¿qué productos de comunicación consume? o ¿cuáles son sus marcas favoritas?

  • ¿Qué ve?

Deberemos responder a esto basándonos en los estímulos visuales que tu consumidor potencial recibe.

Ejemplos de preguntas que podrías hacerte son: ¿Cómo son sus amigos?, ¿cómo es el entorno en el que la persona se desarrolla? o ¿qué es lo más habitual en su día a día?

  • ¿Qué es lo que dice y hace?

Una de las mejores formas de conocer a un cliente es averiguando cómo se comporta en diferentes entornos. Por ejemplo, en público, privado, con compañeros de trabajo, amigos o familiares.

También es relevante identificar cómo habla en esos entornos concretos.

  • ¿Cuáles son sus esfuerzos?

Se refiere a las frustraciones o tensiones que se encuentra en su día a día, así como cuáles riesgos/amenazas hace frente.

  • ¿Cuáles son sus resultados?

Te ayudará a determinar qué es lo que necesita el potencial consumidor para lograr sus objetivos y alcanzar el éxito. Para obtener esta información deberás conocer cómo mide el éxito.

3. Apunta toda la información recopilada

Una vez que tengas las respuestas de las preguntas anteriores, será momento de dibujar tu mapa. Puedes dividirlo en las secciones que consideres necesarias para personalizarlo según tus requerimientos.

Puedes crear una tabla en Google Docs u otra plataforma de tu preferencia para que puedas compartirla con tu equipo y así trabajar de forma colaborativa.

Al principio, todos deberán leer la investigación para entrar en contexto y, a medida que asimilen los datos, rellenarán las diferentes secciones con la información que corresponda.

La mejor parte del mapa de empatía es que es una herramienta de bajo costo en el que solo será necesario invertir tiempo.

mapa de empatía de una empresa

4. Haz una Revisión y un Borrador Final

Una vez obtenidas las ideas, es momento de analizar y agrupar los datos que se colocaron en las secciones.

Al realizar la agrupación podrás generar el debate y la alineación de ideas, por lo que todos los miembros del equipo podrán llegar a una comprensión unánime de vuestro usuario.

En esta fase podrán identificar los datos que no encajan en ninguna sección, si hay alguna información que esté repetida o si existen lagunas de conocimiento que no se hayan abordado en la investigación.

En caso de que consideres que necesites más detalles o tienes exigencias particulares, puedes adaptar el mapa añadiendo secciones adicionales o más detalles en alguna de ellas.

Mapa de empatía – Ejemplo

Para que puedas terminar de comprender totalmente cómo funciona un mapa de empatía, te pondremos un ejemplo de cómo puedes segmentar la información que posteriormente ubicarás en tu esquema.

Imaginemos que nuestro cliente potencial se llama Agustín y que nuestro producto es un traje:

  • Nombre: Agustín
  • Edad: 25 años
  • ¿Qué dice?: «¿Qué talla elijo?», «¿Cuál es la mejor marca?»
  • ¿Qué piensa?: «¿Estoy eligiendo el traje correcto?», «Quiero lucir diferente»
  • ¿Qué hace?: Consultar con amigos, comparar productos, investigar a profundidad.
  • ¿Qué es lo que siente?: Ansiedad, emoción, miedo.

A partir de estos datos que irás obteniendo es que rellenarás todas las secciones que hayas creado y determinarás qué estrategias lanzarás en función de lo que te indique tu mapa.

Hasta aquí nuestro post acerca del mapa de empatía, ¿Qué te ha parecido? ¿Ya habías oído acerca de esta herramienta? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Abrir WhatsApp
1
¿Necesitas más Información?
Hola,👋 tienes alguna duda?? Te responderemos Inmediatamente